Ruta por los lugares imprescindibles del centro de Valencia

Valencia es una ciudad repleta de lugares interesantísimos y de zonas increíbles. Son tantos que en ciertos casos necesitas más de un día para verlos. En este caso nos vamos a centrar en los lugares imprescindibles del centro de Valencia para que no te pierdas nada de la ciutat vella.

Plaza del Ayuntamiento y Estación Norte

Plaza del Ayuntamiento Valencia

Comenzamos el recorrido por una de las plazas más representativas de la ciudad. En ella se celebran las Mascletàs en  las Fallas. Pero su interés no solo radica en eso, cuenta con preciosos edificios históricos como el Ayuntamiento o Correos. Además de estos edificios la inmensidad de la plaza está rodeada por otros puntos también interesantes que le dan un toque señorial muy bonito al conjunto.

Recorriendo uno de sus laterales se puede llegar hasta la Estación Norte. La estación principal de trenes de Valencia. Destaca por su edificio modernista de 1917 que ha sido declarado Monumento Histórico-Artístico. Te recomendamos que entres y disfrutes de cada uno de sus maravillosos detalles.

Mercado Central

mercado central

Paseando por las calles comerciales de Valencia encontramos uno de los edificios que mejor representa el modernismo valenciano. Sin duda es uno de los lugares imprescindibles que no deben faltar en tu recorrido por el centro de Valencia. Ya no solo es interesante pasearse por sus puestos, su importancia también recae en el edificio y toda su estructura. Una auténtica joya para contemplar.

Lonja de la Seda

lonja Valencia

Cerca del Mercado Central encontramos el único edificio Patrimonio de la Humanidad de Valencia. Es una de las obras maestras del gótico civil de la ciudad. Construido entre 1482 y 1548 es un ejemplo de los años de bonanza de la ciudad. Las zonas más destacadas para ver son el Salón Columnario, el Patio de Naranjas y el Consulado del Mar.

Iglesia de San Nicolás

Iglesia de San Nicolás

Cerca de la conocida calle comercial de Caballeros encontramos la Capilla Sixtina de Valencia. La Iglesia de San Nicolás y San Pedro Mártir es realmente una maravilla que debes visitar. Se reconstruyó en el siglo XV siguiendo el estilo gótico valenciano y en el siglo SXII se decoró su interior siguiendo el estilo barroco.  Su interior es una joya, sus pinturas al fresco en sus techos y paredes realmente impresionan.

Plaza Redonda

plaza redonda valencia

Callejeando por las pequeñas calles del centro de Valencia llegarás a uno de los lugares más recónditos y a la vez imprescindibles. Su originalidad te sorprenderá. Se trata de una plaza completamente redonda a la que puedes acceder por sus entradas en sus puntos cardinales. Antiguamente ocupaba el mercado municipal de Valencia con diferentes puestos. Actualmente la idea comercial aún se mantiene con los diferentes comercios y puestos que se ubican entre sus porches.

Como recomendación, cerca se encuentra la horchatería de Santa Catalina, la más famosa de la ciudad, te recomendamos que pruebes su horchata junto a sus típicos fartons. Sin duda es una de las cosas que debes hacer si visitas Valencia.

Plaza de la Virgen, Basílica y Catedral

Quizás parezca desproporcionado unirlas todas pero en este caso tiene su por qué. Entorno a la famosa Plaza de la Virgen se encuentra la Basílica de la Virgen de los Desamparados y la Catedral.

La plaza, presidida por la Fuente del Turia, es el lugar donde se realiza la ofrenda de flores a la virgen en las Fallas. Debido a la importancia de sus edificios es una de las más frecuentadas.

La Basílica de planta elíptica alberga  a la patrona de la ciudad y la famosa Puerta de los Apóstoles. En ella todos los jueves se reúne el Tribunal de Aguas, un elemento de la administración de justicia que trata el derecho a aguas de las huertas de Valencia.

La catedral es un majestuoso edificio del siglo XIII que destaca por su forma circular y por contar con tres puertas, cada una con un estilo artístico diferente. No puedes irte sin visitarla.

Tras este recorrido por el centro de Valencia por sus lugares imprescindibles solo queda recorrerlo uno mismo y disfrutarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *