Qué ver en Cullera

qué ver en Cullera, paraíso natural

Cullera es uno de los destinos vacacionales más demandados de la costa valenciana. Tiene playas preciosas, chiringuitos, una rica cultura gastronómica, muchas rutas naturales y un paseo marítimo increíble. Por si aún no has estado, en este artículo te contamos qué hacer y qué ver en Cullera para que prepares ya tu viaje.

Pasea por el casco antiguo

Este maravilloso pueblo costero cuenta con más de cien edificios y monumentos catalogados como Patrimonio histórico-artístico nacional. Si te das un paseo por el casco antiguo entenderás por qué hay tal cantidad de inmuebles protegidos, y podrás admirar de cerca su preciado valor arquitectónico.

El Castillo de Cullera es una de las edificaciones más antiguas. Data del siglo XIII y se reconoce por su aparentemente infinito camino del Calvario. Fue emplazado donde antiguamente había una fortaleza árabe por orden del rey Jaime I el Conquistador.

El arquitecto Vicente Gascó dejó tambien un par de joyas patrimoniales a finales del siglo XVIII: la Casa de la Enseñanza y la Casa Consistorial. También tienen la Cueva de Dragut de la época de los corsarios berberiscos, el Barrio judío del Pozo, el Mercado modernista de Cullera, la Torre de la Reina Mora o el Faro de Cullera entre muchas otras.

Además de todo esto, el municipio está plagado de ermitas. Hay algunas que no se pueden visitar pero merece la pena acercarse a verla, aunque sea solo el exterior. Algunas de las más destacadas son la Ermita de Santa Ana, la Ermita de Santa María, y la Ermita dels Sants de la Pedra. Esta última alberga uno de los museos más importantes de la Comunidad Valenciana: el Museo del Arroz.

Por todo esto, Cullera se convierte en el mejor destino para aquellos que amen la historia y sientan curiosidad por la arqueología. Te recomendamos también, si te queda tiempo, visitar el Museo Municipal que está dentro del Castillo para conocer cómo ha evolucionado este fantástico pueblo a lo largo de los años.

Disfruta de sus playas

Gracias a los sedimentos que río Júcar ha ido esbozando a lo largo de los años la increíble costa de Cullera que podemos disfrutar hoy.

Nada más y nada menos que 15 kilómetros de arena fina bañadas por las aguas del Mar Mediterráneo. Con distintos ambientes y e instalaciones, podrás elegir entre más de diez playas entre las cuales cabe destacar L’Estany.

qué ver en Cullera: las playas

Aunque no es una playa como tal, es uno de los sitios que sin duda debe visitar si vienes a este pueblo. Es realmente un lago de agua dulce, pero las vistas que obtienes desde aquí y los atardeceres que puedes presenciar hacen de este sitio un lugar verdaderamente mágico.

La panorámica desde aquí es digna de un cuadro de Sorolla, con arrozales, cisnes y las típicas barquitas con la Sierra de Corbera de fondo.

Otros arenales que puedes visitar aquí son la Playa de la Escollera, la Playa de los Olivos, la Playa del Brosquil o la de Marenyet.

Prueba la paella de Cullera

Este municipio valenciano está considerado cuna y patria de la auténtica paella valenciana de pescado y marisco. Tanto es, que hasta se organiza un concurso para decidir dónde está la mejor paella de Cullera.

Participan decenas de restaurantes como La Goleta, Mare Nostrum, Ca Pepa o Arrosiko; y es imprescindible seguir al pie de la letra la receta original. Y además hay paellas muy variadas; aparte de la clásica tienes la del regerot, la morena o incluso de raya o de pato.

También son especialistas en todo tipo de arroces, así que si quieres catar un arroz meloso, negro, caldoso o al senyoret, este es el destino indicado.

qué hacer en Cullera: comer paella

No sé a qué estás esperando para visitar uno de los pueblos con más encanto de Valencia. Ya sabes todo lo que puedes hacer en Cullera, ahora planifica tu viaje y ¡que empiece la aventura!

Si además quieres hacer un poco de turismo gastronómico por la provincia, aquí te contamos los mejores mercados gourmet.