Visitar Gandía: todo lo que necesitas saber

Más allá de Valencia, existe un lugar donde el cielo también consigue unirse con el mar. Conocida por algunos como la ‘playa de Madrid’, la ciudad de Gandía ofrece mucho más que lo típico de un destino de sol y playa. Si quieres visitar Gandía y no sabes por dónde empezar, en este post te hemos preparado toda la información necesaria para visitar la ciudad.

Historia de Gandía

En época del Paleolítico superior, aparecieron los primeros pobladores del territorio que a día de hoy constituye el término municipal de Gandía. De hecho, se asentaron sobre la histórica Cueva del Parpalló, uno de los yacimientos prehistóricos más importantes de toda Europa.

Sin apenas muestras de la Edad de Bronce en el territorio, la siguiente época importante para la historia de la ciudad se remonta a la época romana, encontrando pruebas de ello en las numerosas tumbas, monedas y cerámicas encontradas en espacios como la Cueva Penjada, la cueva de las Maravillas y la de los Cerdos.

Pero, el verdadero origen de la Gandía actual viene ligado a la etapa musulmana de la ciudad y la posterior conquista del rey Jaime I en 1252. Fue a partir de este momento, cuando se inició la expansión comercial, agrícola, artesanal y demográfica de la zona hasta el punto que, a mediados del siglo XIV, la ciudad pasó a obtener la categoría de Ducado y, por tanto, a convertirse en una pequeña corte medieval.

Años más tarde, en 1485, el ya consolidado Ducado de Gandía, pasó a manos de la familia Borja iniciando así una nueva época para la ciudad. Se construyeron nuevos edificios, se derribaron otros y la urbe se convirtió en una de las más importantes de toda España. Fue a finales del siglo XVIII cuando las Cortes de Cádiz decidieron suprimir el régimen feudal y la ciudad empezó a modernizarse con la construcción del puerto y la llegada del ferrocarril.

La ciudad tal y como lo conocemos empezó a formarse a partir de los años 60, convirtiéndose en una auténtica referencia del turismo de sol y playa.

Centro histórico visitar Gandia

Cómo llegar a Gandía

Si al leer esto tiene claro de que quieres visitar Gandía. Bien sea para escaparte desde Valencia, o bien porqué es la parada elegida antes de llegar a la capital, la ciudad ofrece muchas vías para llegar hasta ella:

  • Avión. Aunque no dispone de aeropuerto, puedes llegar al de Alicante o Valencia. Desde el primero podrás ir a la ciudad a través de un enlace con autobús, y desde el segundo con metro y Cercanías Renfe.
  • Tren. Si vienes desde Valencia, hay trenes Cercanías que llegan cada media hora a la ciudad durante los siete días a la semana. Si vienes desde otra ciudad, hay varios trenes Intercity que conectan la estación de Atocha (Madrid) con la de Gandía.
  • Barco. La ciudad ofrece conexiones directas con Ibiza, a través de la compañía Trasmediterránea.
  • Autobús. Podrás llegar a la estación de autobuses de Gandía si vienes de manera directa desde las siguientes ubicaciones: País Vasco, Navarra, La Rioja, Aragón, Madrid, Castilla León, Castilla la Mancha y la mayor parte de la costa mediterránea.
  • Coche. La ciudad costera tan solo se encuentra a 65 km de Valencia o 116 de Alicante y podrás llegar por autovía a través de la AP-7.

Qué ver y hacer en Gandía

Visitar Gandía es un plan que ofrece mucho más que ir a una playa normal, ¿no te lo crees? Presta atención a esta lista de cosas que ver y hacer en Gandía que te hemos preparado:

  • La playa virgen de L’Ahuir. Es una de las pocas playas vírgenes que quedan en todo el litoral mediterráneo. Ubicado en la zona norte de la de la ciudad, podrás bañarte mientras disfrutas de la belleza de las dunas a tu lado. Aquí, también se encuentra la playa destinada para perros y la zona nudista de la ciudad.
  • El Palacio Ducal de los Borja. Es el monumento más importante de la ciudad de Gandía. Aquí fue donde vivió San Francisco de Borja durante una etapa de su vida y fue declarado Bien de Interés Cultural en 1964.
  • La colegiata de Santa María de Gandía. Es la iglesia mas céntrica e importante de la ciudad. De hecho, tiene hasta su propia leyenda con la Delicà de Gandia. Se dice que una señora murió por caerle un pétalo de una flor en la cabeza, lo que no se dijo es que ese pétalo era parte de la fachada de la iglesia y que estaba hecho de cemento.
  • El centro histórico. Además de disfrutar de sus tiendas, bares y restaurantes, es un paseo más que necesario para poder conocer la historia y entramado de sus calles. Aquí, podrás observas ciertos vestigios de la época musulmana de la ciudad.
Playa de Gandia visitar Gandia
  • La plaza del Ayuntamiento. Es, junto con la plaza del Prado, el centro neurálgico de la ciudad. Epicentro de todas las fiestas, allí podrás disfrutar de la arquitectura del edificio y de una de las plazas con más vida.
  • El puerto de Gandía. Con la modernización de la ciudad, Gandía pasó a tener uno de los puertos valencianos más importante de todo el territorio. Desde visitar su lonja de pescado, hasta probar platos con alimentos recién pescados son opciones que puedes contemplar si vistas la zona del puerto.
  • La muralla de Gandía. Por aquella época, la ciudad estaba totalmente rodeada por una muralla. Aunque tan solo encontrarás una muestra muy pequeña en el centro histórico de la ciudad, si te fijas bien en el suelo, descubrirás unas placas que te ayudarán a hacerte una ligera idea de cual era el espacio que esta ocupada.
  • El castillo de Bayren. También conocido como el castillo de San Juan, es desde donde se encargaban de la defensa de la ciudad de Gandía. Para llegar hasta allí, tendrás que realizar una agradable ruta de 3 km aproximadamente, pero te prometemos que las vistas valen mucho la pena.
  • El museo arqueológico. Con tanta historia prehistórica como tiene la ciudad, no podía faltar un museo arqueológico, el MAGa. Allí, encontrarás desde colecciones permanentes en las que conocer la historia de la comarca, hasta exposiciones temporales sobre los principales yacimientos de Europa.

Estamos seguros que no necesitas más razones para visitar Gandía, ¿verdad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *