Arte urbano en Valencia

arte urbano en Valencia

Además del Museo de las Ciencias, el Museo Fallero y muchos otros puntos culturales más, en esta ciudad podrás encontrar un montón de piezas de street art desperdigadas por las calles. En este artículo te contamos dónde están los mejores spots de arte urbano en Valencia.

Fachadas, paredes, plazas, muros de solares, e incluso persianas son los lienzos que los artistas callejeros utilizan para plasmar su arte. Todo esto ha convertido la ciudad en un verdadero museo contemporáneo al aire libre.

Calle del Pintor Fillol

Ubicada en el casco antiguo de la ciudad, esta pintoresca calle alberga una obra de una de las artistas callejeras más conocidas de la zona: Julieta XLF. Su estilo está marcado por las influencias japonesas y por la variedad cromática que suele emplear en ellos.

Aquí puedes encontrar uno de sus murales más famosos. Se trata de una niña de aspecto gracioso subida a su bicicleta adentrándose en un bosque de ensueño con flores primaverales.

Calle Moret

Por esta calle te encontrarás una verdadera galería de arte a medida que la vayas recorriendo.

Solo necesitas saber que la llaman la Calle de los Colores, gracias al artista Alfonso Calzada, un fotógrafo residente… Comenzó esta iniciativa con el objetivo de convertir la calle en 60 metros de arte urbano al aire libre. Hay pinturas, murales, grafits e incluso fotografías, y es sin duda una de las rutas que más te recomendamos para disfrutar del stret art valenciano.

Con icónicas pintadas como la de »Prohibido no besarse» y versos de poemas dedicados a esta mini galería de arte, este paseo es imprescindible para conocer realmente la cultura urbana de la ciudad.

Plaza del Tossal

Esta céntrica plaza, junto con sus alredores, es una de las zonas que concentra más obras de arte públicas en Valencia.

Tiene incluso su propio Guernica en versión grafitera realizada por Fasim: Stop War Victim’s Wall. Con esta obra, el artista de Barcelona intentaba rememorar “la insoportable realidad de los desastres actuales que la guerra causa en civiles, hombres, mujeres, niños y ancianos”, según sus propias palabras.

Otra de las más conocidas es una pieza del autor valenciano Escif, que es casi ya un emblema de la ciudad. Se trata de una representación de un coche antiguo cayendo por una de las azoteas que se ve desde la Plaza del Tossal. Y aquí mismo sin moverte demasiado tienes el Moisés Divino del grafitero italiano Blu, un barbudo con serpientes entrelazadas por pelo.

Plaza de Lope de Vega

En una de las fachadas más estrechas de Europa -y eso que la mayoría están por Bélgica y Holanda-, con solo 107 centímetros de ancho. Y al lado, se encuentra una de las obras urbanas más peculiares de la ciudad, un motivo vegetal-floral elaborado a punto que seguro que consigue que levantes la cabeza.

En la Calle de Llíria encontrarás una de las fachadas más famosas del lugar, un mural en homenaje a la labor de la Cruz Roja. Además por la Calle de Calatrava y la Calle de la Estameñería Vieja las verjas de los negocios están llenas de arte.

Y por último, aunque hay muchísimas otras obras esperándote por las calles de esta maravillosa ciudad, te recomendamos ver el mural de la Calle Cañete. Es un largo y colorido dibujo de fantasías en el que se puede leer: »En el país de los ciegos el tuerto es el rey».

¿Te animas a callejear? Sal a la calle a buscar estos enclaves, te prometemos que merecen la pena. Si eres más de colecciones y prefieres tener todo el arte concentrado, en este artículo te contamos dónde están y cuándo puedes ir a los museos más interesantes de Valencia.